Esta mujer cree que es una bebé de 2 años y su pareja la apoya dándole leche con un biberón

En la actualidad la comunicación a largas distancias ya no es un problema, gracias a las grandes facilidades que tenemos hoy en día, enterarnos de cualquier problema que surja en cualquier ámbito es demasiado fácil, cualquier problema que tengamos si investigamos sobre ello podremos darnos una idea más general del problema e intentar solucionarlo de la mejor manera.

Por este motivo queremos compartir esta historia de esta pareja que es un poco peculiar.

Es una historia que chocará mucho, ya que no estamos acostumbrados a ver. La relación de David y Mariana, una pareja de México, Aguascalientes.

Hace dos años comenzó su noviazgo, y desde entonces viven de una manera un poco particular. David y Mariana son ABDL, que significa “Bebé Adulto y Amante del Pañal” es una tendencia que les resulta extraño a muchos, ella disfruta regresar a su infancia y asume el comportamiento de niña entre dos y cinco años.

Mientras Mariana asume este rol, incluso utilizando pañales, su novio le encanta brindarle la protección y atención que le ofrecería un padre a su hijo.

“El amor es poder compartir con alguien toda tu vida, hasta el lado más íntimo”.

afirma ella. David tiene 24 años, y Mariana asegura que tiene dos, relata que le gusta utilizar pañal.

“El pañal es algo que permanece siempre en contacto con tu cuerpo, de alguna manera te abraza y te da protección” comentó.

La pareja de ella siempre está dispuesto a bañarla, cuidarla y cambiarle el pañal.

Cuando están fuera de casa si es necesario hacen este proceso en el interior del coche, ella actúa tal como un niño dependiente cuando David la carga, en sus brazos para cambiarla, incluso le quita los zapatos, busca los utensilios y le pone otra ropa, mientras ella permanece acostada en un cambiador adaptado a su tamaño.

Ella comentó que el amor de su vida es David, y para ella es muy especial, mucho más que el de una pareja común, porque es paternal, y fraternal.

“Mi familia no sabe que me comporto así, saben que soy aniñada y muy infantil, pero no que tengo una pareja con quien disfruto todo esto y asumo el rol de una niña, todos tenemos secretos.”

Ninguna de sus parejas anteriores había comprendido la necesidad de volver a ser una niña, pero David, lo entendió y le demuestra su amor de esta manera.

“Yo creo que la pareja que no se sienta feliz viendo a su pareja feliz, no tendría porque estar junta” dijo David.

“El hace cosas muy especiales para mí”, afirmó Mariana, la pareja le ofrece recompensas cuando se porta bien, la lleva al parque, a la juguetería y a comer lo que le guste.

Ella siente afición por los peluches, los abraza y se siente en su rol de niña. En las noches cuando David le prepara su biberón y se lo da, mientras ella está acostada, en la cama, con un pijama, infantil, hecho a su medida.

Aseguran que no es una relación saludable, y que necesitan ayuda psicológica, para fortalecer la seguridad, independencia y autoestima que necesitan estas personas adultas, para así poder desarrollarse con normalidad en el entorno familiar, profesional y laboral.