Mujeres que no toman podrían sufrir demencia

Según los especialistas de la Universidad Colegio de Londres (UCL) y del Instituto Nacional Francés De Salud e Investigación Médica (INSERM), tanto las personas que se abstienen de beber alcohol, así como aquellos que beben en exceso tienen mayor riesgo de sufrir demencia.

Para realizar este estudio se necesitó a nueve mil británicos de entre 35 y 55 años en 1985. También se determinó el impacto de los factores sociales, biológicos y conductuales a largo plazo.

Por otra parte, se les evaluó durante ocho años en su consumo de alcohol y la dependencia que generaba en ellos.

Los primeros resultados:

En 397 casos se registró demencia durante un período de seguimiento de 23 años. La edad promedio del diagnostico de demencia fue de 76 años.

Para ello se tomó en cuenta factores socio demográficos, de estilo de vida y también de salud para de esta manera controlar las posibles variables del estudio. Sin embargo, se descubrió y para sorpresa de todos que ambos extremos, abstenerse y beber en exceso exponía a una persona a sufrir demencia.

“Entre aquellos que beben más de 14 unidades por semana de alcohol, cada siete unidades por semana de aumento en el consumo se asoció con un aumento del 17 por ciento en el riesgo de demencia”, fue parte del informe que publicaron.

Aunque los análisis adicionales fueron consistentes con los resultados que se habían obtenido, esto no quiere decir que se deba variar extremadamente el consumo de alcohol, pero sin duda nos vendría bien tomar en cuenta esta recomendación y moderar nuestro consumo.