Personas con mal humor poseen un alto coeficiente intelectual de acuerdo a estudios

Las mujeres son muy especiales en la vida, pero hay dos tipos de mujeres: las que son dulces, cariñosas y pacientes, y las que por lo general son malhumoradas, quejumbrosas y en algunas ocasiones insoportables.

Las dos son únicas y especiales, pero las últimas también son consideradas más inteligentes que las demás. Y no lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. De acuerdo a una investigación desarrollada en Nueva Gales del Sur, Australia, se descubrió que las mujeres con un mal carácter suelen ser mucho más inteligentes.

Los investigadores encargados del estudio arman que todo se debe a que la negatividad hace que razonen más, es decir, tienen siempre la cabeza fría. El mal genio te hace más inteligente.

Joe Forgas, autor principal del estudio, explica que las mujeres malhumoradas están más atentas a todo lo que ocurre a su alrededor. Se enfocan más en sus responsabilidades de trabajo, escuela y hogar. Esto quiere decir que tienden a poner más atención en ser más eficaces y eficientes al momento de realizar una actividad.

Además, desarrollan grandes habilidades de liderazgo, con las que pueden deslindar responsabilidades y hacer que un equipo de trabajo sea más efectivo. Las mujeres sonrientes son más distraídas La mayoría de las mujeres que suelen estar de buen humor todo el tiempo actúan por instinto, algunas veces eso les impide meditar sobre las consecuencias de las decisiones o actividades que desarrollan.

Joe Forgas explica que aunque parezca que el humor positivo promueve la creatividad y la cooperación, en realidad hace que las personas sean mucho más seguras y que hagan las cosas sin pensarlo dos veces. Por otro lado, el malhumor activa una forma de pensar más atenta y cuidadosa, haciendo que la persona preste más atención al mundo externo.

N obstante, el estado de ánimo siempre está cambiando Aunque los especialistas australianos confirmaron con el estudio que las mujeres malhumoradas son más inteligentes en la toma de decisiones, también comentaron que es necesario aprender a equilibrar las emociones y mostrar el carácter adecuado en el momento en que la situación lo requiera.

Ya lo sabes: es fundamental encontrar el equilibrio en las emociones, porque de esta manera te garantizas una mejor calidad de vida y una mejor toma de decisiones.