Por un tatuaje que se hizo, joven embarazada quedó en silla de ruedas y perdió a su bebé

Luisa Fernanda Buitrago afirma que, como consecuencia del procedimiento, una bacteria se instaló en su médula espinal y perdió la sensibilidad en ambas piernas.

Cuando Luisa decidió tatuarse una frase debajo del seno derecho se encontraba en estado de embarazo. Los numerosos medicamentos que debió empezar a consumir le provocaron un aborto espontáneo, de acuerdo al relato que recoge el diario local Río Noticias.

Desde entonces los incidentes comenzaron el año pasado, Luisa ha pasado por terapias y cirugías, que le han dejado mejoría, más no la posibilidad de volver a caminar nuevamente en su vida.

La joven estudiante, recién graduada del bachillerato en Casanare, y que sueña con ser ingeniera ambiental, se someterá a otra cirugía en octubre, en Medellín, con la que espera volver a sentir sus piernas.

El procedimiento tiene un costo de 14 millones de pesos.

A partir de su experiencia, Luisa recomienda a quienes “se quieran hacer cosas en su cuerpo como piercings o tatuajes, verificar el lugar o la persona que se lo vaya a hacer”, y si son menores, contar con la autorización de los padres.

Fuente: https://www.pulzo.com/nacion/embarazada-perdio-su-bebe-por-culpa-tatuaje-PP565130