Prueban el primer gel anticonceptivo masculino que se aplica en los hombros

El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH) ha empezado una serie de ensayos clínicos de un nuevo gel anticonceptivo masculino, bautizado como NES/t, que se aplica en la espalda y los hombros.

Este ha sido desarrollado por la ONG Population Council y el Instituo Nacional de la Salud Infatil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver.

“Muchas mujeres no puede usar la anticoncepción hormonal y los métodos anticonceptivos masculinos se limitan a la vasectomía y los condones”, ha afirmado la jefa del Programa de Desarrollo de Anticonceptivos del NICHD, Diana Blithe.

“Un método de anticoncepción masculina seguro, altamente efectivo y reversible satisfaría una importante necesidad de salud pública”, ha señalado.


El nuevo gel incluye el compuesto progestina acetato de segesterona combinado con testosterona. Este se aplica en la espalda y los hombres y se absorbe a través de la piel.

La progestina bloquea la producción natural de testosterona en los testículos, reduciendo así la producción de espermatozoides a niveles bajos o inexistentes. La testosterona de reemplazo, por su parte, mantiene el deseo sexual normal.

En esta fase, los investigadores lo probarán unas 420 parejas. Los varones utilizarán diariamente durante un periodo de cuatro a 12 semanas el gel para determinar si toleran el producto o si experimentan efectos secundarios inaceptables.

Una vez que los niveles de esperma de un voluntario hayan descendido a un umbral suficiente para la anticoncepción, entrará en la fase de eficacia y podrá evaluar la capacidad de la formulación para prevenir el embarazo. Esta fase durará 52 semanas, cuando el único método anticonceptivo de la pareja será el nuevo gel.

Posteriormente, los investigadores realizarán un seguimiento de los barones hasta 24 semanas después.