Rescatan a un burro que lo tenían amarrado en sus patas

Este hermoso burro, llamado Angelo, se había derrumbado del dolor cuando sus patas fueron laceradas por una cuerda de plástico, atadas sus patas para evitar que huyera, pero casi termina con su vida.

Su dueño fue tan negligente y cruel que no los desató, incluso después de que comenzaron a cortar su piel, más profundo y más profundo y la cuerda alcanzó el hueso.

Los burros corren un gran riesgo de abuso en la india porque muchos propietarios creen que obtendrán más ganancias si gastan menos en el bienestar de sus burros, que a menudo obtienen comida de mala calidad, no tienen libertad para pastar (los dueños de los burros rara vez poseen tierras para los burros).

pastan, así que si no están encadenados están vagando en calles concurridas), y muy poco descanso. Sus propietarios son pobres, sin educación y desesperados por sobrevivir al calor de los hornos de ladrillos y las obras de construcción.

A menudo los manipuladores de burros son niños y mujeres. Sus vidas son duras; sus imaginaciones se llenaron de pobreza, ignorancia, alcohol y, a menudo, falta de autoestima, y ​​muchos ven a los burros como meras herramientas desechables.

Podemos ayudar protegiendo a todos los animales de trabajo, desde burros a camellos, desde bueyes hasta elefantes, dándoles la libertad de ser quienes son,

Con propósitos propios que no tienen nada que ver con servir a los humanos los animales no nos pertenecen le pertenecen a la naturaleza ayudanos a compartir este inhumano hecho para que las autoridades tomen cartas en el asunto y pare esta explotación de los burritos

Fuente: IdeasMillon.club