Robó 38 mil dólares a su madre y ahora es millonario

Vio una oportunidad de negocio y le tembló la mano

Andrew Michael solo tenía 17 años cuando decidió cambiar completamente su vida y querer ser millonario. No le importó que fuera el dinero de su madre y cogió de la tarjeta de crédito 38 mil dólares.

Cuando vivía con su madre en Cheltenham, Inglaterra, hace 22 años vio una oportunidad de negocio que no pudo rechazar.

El negocio es el de compañías de alojamiento web. «Todas las compañías de alojamiento web en Reino Unido en ese momento buscaban atraer a empresas grandes. Pero vimos que pequeñas empresas e individuos querían algo que funcionara como un autoservicio y fuera fácil de usar», explicó el secreto de su fortuna a BBC.

Andrew Michael junto a un amigo aprovecharon la demanda de las empresas pequeñas y crearon su propia compañía llamada Fasthosts.

«Teníamos las computadoras que necesitábamos en mi habitación, en la casa de mi madre, y software creado por nosotros mismos», contó el ahora millonario de 39 años.

«Pero lo que realmente necesitábamos era una conexión de internet rápida que, en esa época, implicaba hacer un pozo en la calle. Eso costaba US$38.000, pero no teníamos el dinero», justificó la razón de por qué tomó la tarjeta de crédito de su madre.

Nueve años más tarde vendió su empresa por 78 millones de dólares y teniendo 26 años era el dueño de las 75% acciones, se llevó unos 60 millones.

Dos años de vender su empresa creó otra llamada Liverdrive que lo vendería luego, aunque nunca reveló el precio, se estima que son decenas de millones de dólares.

«Me encantan las fiestas, me encanta entretener a la gente. Yo no hago las cosas a medias», declara Andrew Michael quien es conocido también por las fiestas que organizaba.

«Soy el tipo de persona que, cuanto más tiene, más quiere. E incluso aunque a mis dos primeros negocios les haya ido bien, no me considero tremendamente exitoso», concluyó el millonario.

Con información de: ojo.pe