¿Sabes que llevas sentándote mal en el inodoro toda la vida? Así es como debes hacerlo

El hombre que patentó el inodoro que la mayoría tenemos en nuestra casa se ha hecho millonario gracias a nosotros, pero una de forma que ha perjudicado la salud de todos. El motivo es que está mal diseñado.

Los WC se componen de un asiento, una cisterna como respaldo y un mecanismo de sifón que hace que los malos olores no sean exagerados a la hora de hacer nuestras necesidades. El problema es que este sistema de ‘ir al servicio’ ha causado problemas intestinales y de estreñimiento a gran parte del planeta.

Esto, a parte de corroborarlo la ciencia, también lo ha asegurado un vídeo del canal de Facebook Tipo Sano, el cual se ha hecho viral con casi 50 millones de reproducciones, en el que muestran que es lo que sucede cuando te sientas para defecar en un ángulo de 90 grados.

Además, en el vídeo te indican cómo te deberías sentar para no poner en riesgo tu salud.

“Toda tu vida te has sentado mal en la taza del inodoro”

Seguro que en más de una ocasión te has sentado en el inodoro con los brazos encima de tus piernas, has cogido tu móvil (o un periódico/revista si eres de ‘la vieja usanza’) y te has pasado tus 15 minutos para hacer tus necesidades. Pues, aunque pienses que pueda ser tu único momento del día en el que te relajas, en realidad estás poniendo en riesgo tu salud, ya que este ángulo de 90 grados te podría causar estreñimiento, síndrome del intestino irritable, hemorroides o problemas de barriga mucho más graves. El motivo de esto es que en este ángulo de 90 grados, el conducto natural del intestino se comprime y se bloquea, literalmente.

Según la ciencia, la mejor manera de evacuar es en cuclillas, dándole a nuestro cuerpo un ángulo de 35º. Según confirma el vídeo, así es como defecan los animales y como lo hacen en muchas culturas orientales. Este es el modo en el que debemos “hacer de vientre”, ya que de esta forma, todo fluye de forma natural, lo cual nos ayudará a no hacer grandes esfuerzos a la hora de depositar.

Este problema tiene varios soluciones: realizar una reforma de nuestro baño y cambiar el tradicional inodoro por uno de los antiguos, los cuales eran una pieza en el suelo con agujero, lo cual nos permitiria defecar de cuclillas. La otra solución, la cual proponen en el vídeo, sería ayudarnos de un taburete para que a la hora de sentarnos en el WC podamos tener los pies subidos al taburete y consigamos esa ansiada posición de 35 grados.

A continuación te dejamos el vídeo en el que se explica todo lo que te hemos contado en este post… Quizás viéndolo se te aclaren todas las dudas:

La ciencia nos lo avisó

Los inodoros de hoy en día están mal diseñados para nuestro intestino. Esto lo lleva diciendo la ciencia durante varios años y pocos son los que han hecho caso a este aviso. Según el famoso gastroenterologo Henry L. Bockus: “La posición perfecta para defecar es la postura de cuclillas, con los muslos flexionados sobre la barriga. Así, se reduce la capacidad de la cavidad abdominal y sube la presión intraabdominal, lo cual hace que mejore la expulsión”.