Sandra Bullock se enoja: “dejemos de decir hijos adoptados, son hijos y punto”

Una madre no necesariamente es aquella que aporta un óvulo y un vientre para la fecundación y el desarrollo de un bebé, sino aquella que, una vez que el pequeño sale al mundo, lo cuida y lo ama con todo su corazón.

No obstante, la sociedad sigue considerando madres únicamente a las que dan a luz e hijos a los que comparten los mismos genes que sus padres.

Esta distinción que los medios recalcan cada vez que se refieren a sus hijos molesta a Sandra Bullock, la actriz de Bird Box, quien dejó muy clara su posición en una entrevista.

“No son  mis hijos adoptivos, son mis hijos, y punto“.

Sandra, gracias a la adopción, ahora es madre de dos pequeños: Louis, de ocho años, y Laila, de cinco.

Aunque no nacieron de su vientre, son parte de su corazón.

Vamos a hablar de estos niños como nuestros propios hijos. Nunca digan que son sus ‘hijos adoptivos’, nadie llama a un niño ‘hijo concebido sin planificación’, ‘hijo de fecundación in vitro’ o ‘salí una noche de fiesta y terminé embarazada’; no hace falta dar explicaciones, solo digan mis hijos, porque lo son.

Sandra asume completamente su maternidad

Desde hace ocho años, cuando adoptó a Louis, la actriz se ha mantenido alejada de los reflectores para darle a su hijo una vida lo más normal posible. Además, corría el riesgo de que se lo quitaran en caso de cometer algún acto reprobatorio.

Cuando adoptas un niño hay un periodo de seis meses, delicados y extenuantes, en los que te mantienen estrictamente vigilada, y si algo va mal pueden quitarte a tu hijo.

Ella está al pendiente de la privacidad de sus hijos

En 2015 se enfrentó a los paparazzis que habían tomado fotos de Layla sin su consentimiento, así que interpuso una demanda para la protección de la privacidad de sus hijos.

Fuente: https://www.milibrodeideas.com/maternidad/sandra-bullock-se-enoja-dejemos-de-decir-hijos-adoptados-son-hijos-y-punto/