Tener una novia enojona es bueno para la salud de según estudios

De seguro muchos hombres dirán que tienen mala suerte por conseguir una pareja que tiende a regañar constantemente; pero eso no es nada del otro mundo, solamente se trata de asociar que cada uno puede tener una vida complicada y la paga con él otro por no tener a más nadie en quien confiar. Es decir si te sucede un caso de esto no la dejas, solamente lidia con ella de manera personal.

Hasta de seguro habrán momentos en donde los dos se desgasten de tanto pelear; bueno esto no es tan malo ,puesto que en la Universidad de Michigan han realizado estudios; donde comprueban que vivir a través de la pelea con tu pareja puede darle muchos beneficios a tu salud.

Este estudio logró captar la suposición tradicional de ambos; lo cual amerita que la salud se ve involucrada, dado a que la neurona comienza a estimularse.

Vale destacar que existe momentos que cuando uno está molesto tiende a decir palabras sin medir la gravedad; pero esto es algo común, ya que tu mente se libera de todo los mal pensares y se concentra en lo nuevo que vendrá.

Inclusive se han publicado de los estudios realizado que comprueban que regañar es querer; de tal manera si estas con una pareja regañalo cada cierto tiempo, para así le ayudes en su desarrollo.

Por qué se dice que regañar es querer

Esto se dice por el estudio realizado, en donde los hombres que tenían una esposa gruñona y regañona vivían de manera más sana con su salud.

Hasta han llegado a la conclusión de que si optamos por un matrimonio con una persona así; retrasa el desarrollo de la diabetes y logra promover un estímulo exitoso, cuando ellos se enferman. Se preguntarán por qué rayos pasa esto; bueno es que al momento que lo regaña la mujer le está estimulando los comportamientos de su marido.

En conclusión gracias al estudio se llegó a una ideología algo lógica; puesto a que se dio a conocer que le hicieron encuesta a 1228 parejas casadas, con pasados más de 5 años; estas parejas la conformaban personas de un alrededor de 57 a 85 años y en este mismo dio como resultado a un aproximado de 300 con problemas. Pero después le volvieron a preguntar unos años después; y se redujo en gran cantidad las personas que tenían problema. Vale destacar que se les hizo a esas personas que tenían un carácter fuerte como pareja.