Tener un hijo varón es conseguir un príncipe azul eterno

Todas las mujeres hemos soñado algún día con tener un príncipe azul que abra la puerta del auto para que nosotras podamos bajar, que nos hagan muchos regalos, mimos y cariños en todo momento, que seamos la luz de sus ojos.

Lo que ninguna mujer espera es que ese príncipe azul viene de nosotras mismas y que con solo una pequeña mirada nos va a dejar completamente enamoradas.

Tener un hijo varón es amor a primera vista, se crea un vinculo que ninguna otra mujer nunca va a poder romper, porque es el hombre de nuestras vidas y frente a nuestra mirada jamás va a dejar de serlo.

Quien tiene un hijo varón sabe cuán verdaderas es todo esto y muy en el fondo sabe que nada ni nadie nunca va a poder comparar o arrancarle ese amor recíproco que llegó desde el mismo instante en que madre e hijo cruzaron sus miradas.

Ellos van a ver en nosotras ese amor y cariño incondicional que buscarán en su futura pareja y créannos, aunque crezcan y tengan sus propias familias, nunca abandonarán a sus mamás.

El rey de nuestros corazones, el príncipe de la casa

Todas tenemos la idea en nuestras mentes que la cita con nuestro príncipe va a ser en un jardín con flores, acompañados solo de la luz de la luna y colmado por todas las estrellas de la noche, a lo mejor hasta pensemos que llevaremos puesto un hermoso vestido y lo observaremos a él, con su impecable traje acompañado de una hermosa sonrisa.

No obstante, la escena es completamente diferente, pero sin lugar a dudas es la más esperada. Nada se compara a la sensación de que ya próximamente ese angelito va a estar en tus brazos y, a pesar de que los testigos de su amor sean los doctores y una cuarto de hospital, nada arruina el hecho de que por fin has encontrado al verdadero amor de tu vida.

Cuando llegan a casa, de primera mano sabes que todo se convirtió en un castillo y que los juguetes no van a demorar en llegar. Vas a ser su reina y dueña de las sonrisas más sinceras que va a poder regalarle al planeta entero. No importa que tan femeninas seas, en algún instante de tu vida el estilo de la moda va a cambiar para ti y empezarás a combinar toda clase de ropa masculina para tu hijo.

El reino cambiará tanto que el rosa será suplantado por el color azul y te harás toda una experta en futbol, basquetbol e incluso béisbol, porque vas a querer que tu pequeño triunfe en deportes.

¿Qué puede brindarnos un hijo varón?

Los mejores días de nuestras vidas los pasaremos acompañadas de estos pequeñines, ya que nos sacarán las risas más escandalosas atreves de sus locas ocurrencias.

Por medio de ellos aprenderemos que los hombres también tienen sentimientos y por fin tendremos la posibilidad de ponernos en su lugar, porque algunas veces la culpa puede ser de las mujeres. Vamos a entender precisamente qué hacer cuando tenga algún problema romántico, ¿Quién mejor que una mujer para ayudar a su hijo a conquista a las de nuestro bando?