“Tenía períodos regulares y estómago plano”: Chica de 21 años pasó 9 meses sin saber que estaba embarazada y dio a luz

“No creí que estaba embarazada hasta que di a luz, fue aterrador convertirse en madre primeriza sin previo aviso”

Estas fueron las primeras palabras de Charlotte Thomson, una chica de 21 años que se llevó.

La sorpresa más grande de su vida en la sala de emergencias de un hospital en Newcastle Upon Tyne.

Durante los 9 meses que normalmente necesita un embarazo para llegar a término, Charlotte no tuvo síntomas de ningún tipo-

E incluso no aumentó de peso, pues según su relato mantuvo la misma talla 8 que siempre ha usado.

Aunque parezca increíble, este tipo de embarazos suelen manifestarse en chicas con buena condición física.

y masa muscular incrementada en el área del abdomen, en al caso de Charlotte, el feto se alojó entre las costillas.

Por lo tanto, no hubo oportunidad de que el vientre se hinchara como pasa habitualmente.

Todo esto sucedió en una madrugada de Diciembre de 2015.

Eran las 2:30 am cuando Charlotte se despierta con unos cólicos y calambres estomacales insoportables.

Ella asumió que habían sido a causa de la mala digestión y decide tomar un paracetamol.

Pasada una hora el dolor era cada vez peor y se da cuenta que había un sagrado inusual en su ropa íntima.

Pues ya había pasado su periodo y esa opción estaba descartada, así que decide llamar a un taxi para ir al hospital.

Al llegar a emergencias le hacen los chequeos pertinentes y notifican que es necesaria la presencia de una partera para hacer un ultrasonido.

Al llegar la especialista confirma el embarazo y tan solo una hora después Charlotte dio a luz a una pequeña bebe quien fue nombrada como Molly.

Tanta fue su sorpresa y preocupación que no sabía que hacer, pero según sus declaraciones en el momento que la sostuvo entre sus brazos supo que la amaría por siempre.

Una enfermera notificó a los padres de Charlotte quienes llegaron de inmediato, pues creyeron que se trataba de un abort0 espontáneo de pocas semanas.

Pero al llegar se llevaron la sorpresa mas hermosa de sus vidas.

Actualmente Charlotte trabaja en el mismo preescolar donde asiste Molly y asegura que nada de lo que pase en el futuro la sorprenderá más que la experiencia de haber dado a luz, sin saber que estaba embarazada