Tu pisada puede ser la culpable de tu dolor articular

Tu pisada puede hacer que sufras de algún tipo de desequilibrios y no lo sepas. En este artículo te vamos a enseñar como debes pisar a la hora de andar.

Conocer el tipo de pisada que tienes podrías ayudarte en muchas maneras, pues puedes aprender más de tu cuerpo y aprender a cómo identificar qué tipo de zapatos debes utilizar para tu entrenamiento o para caminar.

En esta ocasión queremos mostrarte cómo identificar tu pisada y el alineamiento del cuerpo para que así también aprendas a como seleccionar tus zapatos.

Lo más importante que tienes que saber a la hora de elegir tus zapatillas de correr, caminar o usar a diario es saber qué tipo de pisada tienes, ya que si utilizas zapatillas que no son para tu pisada a la larga acabaras por tener molestias, tanto rodillas, tobillos y cadera.

Existen tres tipos de pisada dependiendo del arco de la planta de los pies

Pronador: personas con el arco bajo, las personas pronadoras cargan mucho el interior del piel ya que su tobillo cae hacia dentro logrando así perder la línea desde el tobillo hasta la parte baja de la espalda.

Supinador: personas con el arco alto. Estas personas cargan mucho el volumen en el exterior del pie.

Neutral: estas personas tienen un arco medio o normal.

El tipo de pisada que tenga va de acuerdo a tu puente pero que tengas una pisada u la otra no quiere decir que una pisada es recomendable que la otra esto solo influye en qué tipo de zapatos debes de utilizar para asegurarte que tu cuerpo está en una línea más estable.

Una excelente forma de saber qué tipo de pisada tienes es ir a una tienda de especialistas para que te hagan la prueba donde te ven caminar o correr en para lograr así ver qué tipo de calzado necesitas.

Otra forma que en realidad no es la más adecuada pero con esta prueba la puedes hacer desde tu casa y lograrás tener una idea de qué tipo de pisada tienes.

Llena un recipiente con agua y coloca un papel de color oscuro (para que se vea recomendable) junto al reciente. Ponte en pie encima del papel y tu huella quedará en el papel.

Si las huellas que han dejado tus pies casi no tienen curva interior en la zona del arco, significa que tienes arcos bajos, por lo tanto eres pronador.

Si la curva entre la parte interior redondeada de tu pie y el talón es muy grande, significa que tienes un pie con arco alto, por lo tanto eres supinador.

Si la huellas esta entre medidas de las dos descritas anteriormente, tus arcos son normales y por lo tanto tienes una pisada neutral.

Recuerda que los más adecuado es que vayas a una tienda donde sean especialistas, pues ellos quizás podrían hacerte una prueba más eficaz donde te podrían explicar recomendable y darte una buena recomendación del tipo de calzado que debes utilizar.