Un nervioso taxista busca a 2 pasajeras para devolverles la bolsa negra que olvidaron en el auto

Hay gestos de solidaridad y nobleza que nos hacen recuperar la fe en la humanidad, tal como el de Alex Fabio Marín, un taxista de la ciudad de Medellín en Colombia que protagonizó una noticia que ha causado revuelo en las redes.

Alex Fabio se dispuso a trasladar a dos pasajeras en La Alpujarra, en el centro de la ciudad, era una señora junto a su hija que le pidieron que las llevara al barrio Manrique Central al norte de la ciudad.

Durante el trayecto él conversó con las pasajeras, la mujer le contó que acababan de obtener un préstamo con el que reformarían su casa.

Cuando llegaron a su destino, las clientas pagaron 11.500 pesos, el equivalente a 3,66 dólares, se bajaron y el chófer se marchó.

Pero se regresó a la zona donde seguiría trabajando y notó que las pasajeras habían olvidado una bolsa negra en la parte trasera del vehículo, cuando la abrió comprobó que tenía una alta suma de dinero.

El monto era de 40 millones de pesos colombianos, lo que equivale a 12.600 dólares.

Confesó que estaba nervioso por tener tanto dinero en su poder, así que buscó a sus colegas en el barrio El Popular con quienes acordó buscar a las dueñas al concluir que aunque tuviese la oportunidad de quedárselo y pagar sus deudas era más importante ser honrado.

Así que de inmediato volvió al lugar donde había dejado a las pasajeras, y las encontró llorando desconsoladas porque habían perdido el dinero con el que harían la reforma de su casa.

Él les entregó la bolsa que tenía el dinero en su interior, y cesaron las lágrimas de la madre e hija que estaban tan preocupadas.

“Ella me dio un fuerte abrazo y me regaló 200 mil pesos”, relató Alex, quien trabaja como taxista desde hace más de dos décadas.

Cuando la recibieron ni siquiera revisaron que la suma estuviera intacta, pero sacaron 200 mil pesos (63,19 dólares) para entregárselos como recompensa por haberse regresado para devolverles la bolsa.

El caso de Alex se hizo viral en las redes, diversos medios de comunicación reseñaron el gesto que tuvo y se ha ganado la admiración de muchas personas. Sus colegas tienen planeado rendirle un homenaje por su honestidad.

La pasajera no quiso comparecer ante ningún medio de comunicación por medidas de seguridad, ya que podría ser víctima de una extorsión, así que prefiere mantenerse en el anonimato.

Ella siempre va a estar agradecida con el taxista que le demostró al mundo el valor de ser honrado. Comparte esta noticia.