Viajó de Alemania a Paraguay para casarse y descubrió que su novio la estafó con millones

Internet puede ser un arma peligrosa si no tenemos cuidado, en especial las redes sociales, es por eso que siempre debemos tener precaución para no terminar lamentándose de alguna situación incorregible, como es el caso de Heide Mareike Rachidi.

Heide es una mujer de Alemania, quien conoció a través de internet a un hombre llamado Blas Antonio Bogado de Paraguay, durante un tiempo mantuvieron contacto hasta llegar a enamorarse.

Después de enamorarse y mantener una “relación” a través de internet, ella decidió realizar un viaje a Paraguay para contraer matrimonio con Antonio el día de San Valentín. (Ver video)

Ella estaba muy ilusionada por casarse y conocer al amor de su vida, y jamás imaginó que todo ese amor sería un terrible delito de estafa.

Antes de viajar al país sudamericano, la mujer le envió al hombre 500 mil euros para construir el lugar donde vivirían juntos, además para cubrir todos los gastos de la boda. En pesos mexicanos son como más de 12 millones.

Cuando llegó el día del viaje, Heide estaba muy emocionada por comenzar su nueva vida, pero para su mala suerte todos esos planes cambiaron. Mientras hacía escala en San Pablo, Brasil, Antonio se comunicó con ella y le dijo que su relación había terminado.

Al llegar al aeropuerto de Asunción, Heide se dio cuenta que había sido víctima de una estafa.

Después de una investigación y comprobar los documentos de identificación de Antonio Blas, descubrió que ni siquiera correspondían sus datos, sino que pertenecían a Daniel Céspedes, un recluso de la prisión de Tacumbú, quien fue condenado a 25 años por homicidio.

De acuerdo con algunos medios locales, Heide le había hecho llegar grandes cantidades de dinero al hombre, al principio 5 mil euros, después 10 mil y al final 500 mil, supuestamente para construir su casa y pagar los gastos de su boda.

La mujer había comprado un boleto de ida solamente ya que aseguraba que se quedaría a vivir en Paraguay a formar su familia junto a su futuro esposo. Pero por desgracia terminó varada en el aeropuerto de Silvio Pettirossi sin dinero para volver a su país.

Sergio Martínez, jefe de seguridad del aeropuerto, comentó que la mujer comenzó a pedir dinero a los transeúntes, lo que llamó la atención de las autoridades. Durante dos días estuvo a merced de la solidaridad de la personas para poder alimentarse.

Fernando Gallardo, funcionario de aeropuerto, comentó que la actitud de la mujer no era algo normal, ya que no quería hablar mucho ni identificarse con las personas debido a que sentía mucha vergüenza al pedir ayuda.

Con la ayuda de las autoridades se trasladó a Heide a la embajada de su país para que se le pudiera ofrecer la ayuda que necesitaba.

Su caso ha conmocionado a muchos usuarios en las redes sociales, muchas personas se preguntan cómo es que la mujer pudo confiar en una persona desconocida y transferir grandes cantidades de dinero.

Sólo esperamos que pronto solucione este problema y que se haga justicia.

Sin duda las redes sociales deben manejarse con mucha precaución pues detrás del monitor no siempre está la persona que creemos.